El cementerio de relojes (Primera parte)

https://cdn.steemitimages.com/DQmWRggkmWznDefbYCuwt7tyrSN7FvyikwXwK3Y72hVDsR8/Desvan.jpg

https://i.ibb.co/d2x4JgV/separador-1.png

##### **El desván** es un espacio para sentarse a leer mis historias, poemas, reflexiones y otras manifestaciones literarias, donde la realidad y la ficción se entrelazan dándole a la vida esa magia de lo indecible. Un lugar para soñar, reír, llorar, transportarnos a mundos, cercanos y lejanos, embarcados en la nave más rápida que se haya inventado: la imaginación.

https://i.ibb.co/d2x4JgV/separador-1.png

El Cementerio de relojes (Primera parte)

 
https://www.cosas-que-pasan.com/wp-content/uploads/reloj-de-pendulo-cavando-tumba.jpg
[Fuente de la imagen]( https://www.cosas-que-pasan.com/tempus-fugit/)

 

Sentados alrededor de una fogata, en una noche oscura donde la luz del fuego refleja las caras de quienes se encentran, un anciano centenario con voz firma, a pesar de sus años, narra una historia a los presentes.

Todos son trabajadores de haciendas de los alrededores, de diferentes edades pero algo en común, su pasión por lo que hacen.

A pocos metros fantasmagóricas figuras proyectan sombras tenebrosas a la luz de las estrellas, son casas abandonadas de lo que antes fue un pueblo.

El relato del hombre ha captado la atención de todos y escuchan con atención”

-“El Yagual más que un pueblo era un caserío perdido en la inmensidad de los llanos en las tierras de Alexis Moreno, terrateniente cuyas propiedades se perdían de vista y habian pertenecido a su familia por siglos.

La mayoría de los pobladores ejercían algún empleo en la hacienda del hombre, mientras que el resto ya lo había hecho y sobrevivían como comerciantes o atendiendo pequeños lotes de terrenos comprados o dados en pago, que eran fundos que apenas producían para la subsistencia de sus dueños.

Al no estar el lugar en el camino hacia algún pueblo o ciudad importante, carecía de visitantes y eran contados los que por alguna razón lo habían hecho, sin embargo ese año las cosas cambiarían.

Los fuertes inviernos provocaron en varias ocasiones el desplazamiento del pueblo decenas de metros de las márgenes del rio ya que la crecida de este había provocado inundaciones y daños que dejaron marcas en los habitantes, razón por la cual se pusieron a salvo de la devastación que se produjo en esa temporada de lluvia.

Y todo hubiese quedado en el olvido como en otras ocasiones pero un periodista de la capital en su afán de ser tomado en cuenta por sus jefes se desplazó a las cercanías y grabó algo que impactó a los televidentes.

No solo la fuerza de las aguas que se fue tragando la tierra sino la aparición de extraños objetos en un terreno alejado de este, a un kilómetro del pueblo, causó profunda extrañeza.

Cariátides que emergieron llegadas de otros siglos, clepsidras oxidadas, astrolabios que evocaban la audacia de viejos marinos que se enfrentaban al mar, milenarios relojes de arena.

Imágenes en daguerrotipo de personas extrañas para los pobladores del sitio y un sin número de relojes de todo tipo y años.

El periódico en letras de título publicó “Cementerio de relojes fue descubierto en El Yagual” y en el artículo explicaba los detalles del hallazgo y lo acompañaba con fotografías de los objetos.”

Un suspiro y algunos murmullos de extrañeza rompieron el relato, pero seguidamente todos callaron y el viejo continuó.

-“Lo peor estaba por pasar, ya que la propiedad de lo encontrado y el interés de un grupo de científicos en excavar más profundamente el terreno se tropezó con el poder de Alexis quien por ley era dueño de todo ya que esas tierras le pertenecían.


Continuará

 

###

Reseñado por @cristiancaicedo para



https://i.ibb.co/d2x4JgV/separador-1.png

@acropolis es un proyecto que desea promover el arte en sus distintas manifestaciones y la cultura en steemit, a través de la publicación y curación de contenido de calidad. ¿Quieres formar parte del proyecto? ¿deseas apoyarnos? ingresa a nuestro canal de discord. Te esperamos.

https://i.ibb.co/d2x4JgV/separador-1.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *